Golondrinas

Hoy he estado dibujando con una estresante banda sonora de albañiles y fontaneros a mis espaldas. A pesar del movimiento de gente y el horrible ruido… he tenido un pequeño momento de relax del cual han salido un par de ilustraciones.
Quizás la que menos trabajo me ha llevado, la más simple y rápida, ha resultado ser la más inspiradora.
Por la ventana de mi salón puede verse una pequeña terraza de la casa de enfrente. Es una terracita que siempre me ha gustado, siempre me ha parecido que tiene encanto. Desde donde estaba sentada, dejando que el aire fresquito me diera en la cara, podía verla perfectamente.
Al alzar la mirada de mis dibujos he visto una chica sentada al borde de dicha terraza, de vez en cuando se inclinaba para escribir, luego miraba hacia todos lados, buscaba, observaba y volvía de nuevo al cuadernito.
Me daba curiosidad, estaba realmente de lo que yo llamo “momento foto”, el encanto de la terraza… la luz del sol de lado… y entonces me he dado cuenta de lo que realmente hacia… ¡¡dibujaba golondrinas!!
Cuando alzaba la vista era para poder observar a las golondrinas que revoloteaban juguetonas por encima del tejado, tras seguirlas hábilmente con la mirada… corría al cuaderno a dibujarlas.
La escena me ha parecido tan bonita, e incluso me daba envidia que no he podido evitar plasmarla. El resultado no será espectacular, pero la historia complementa al dibujo.
Un revoloteo,
Pekis ^.^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *